lunes, 20 de febrero de 2017

UN DOMINGO FUERA DE LO COMÚN

¡HOLA, PRECIOSURAS!


Hoy lunes espero que estén iniciando su semana tan bien como yo, tengo que admitir que estoy mucho más relajada que hace unos días. Faltan aproximadamente dos semanas para entrar a clases y pareciera que recién ahora comienzo a sentirme relajada, ¿por qué será? Me habría gustado sentirme así desde diciembre, hahah.

En este día lunes 20 de febrero (día en el que empieza el Festival de Viña en Chile), vengo a comentarles sobre algo que jamás había hecho porque luego de unos dos meses recién tengo un domingo más diferente que los otros y fue simplemente porque decidí variar un poco mi rutina de vacaciones de verano.

¡FUI DE PASEO AL CAMPO!

Vale, vale, muchos dirán "Genial, amo ir al campo porque me relajo un montón" y tienen razón, ir al campo es una de las mejores técnicas de relajación y de inspiración para muchos (y me incluyo), pero resulta que no hay animales ni mucho menos paisajes lindos que admirar en el campo al que fui. Años atrás, cuando estaba pequeña, iba a ese lugar  y ya ni recuerdo hace cuántos años que no iba, resulta que ahora que fui, todo estaba cambiado, o quizás yo cambié, el motivo es porque todo lo que veía me producía cierta nostalgia e incluso estrés. Sí, algo muy loco, pero estuve estresada el día de ayer.

Foto tomada por mí mientras íbamos a un quiosco para comprar algo de agua con gas o con sabor, no encontramos ninguna de las dos, pero al menos sí compramos agua purificada, hahah.

Cuando era pequeña, solía jugar mucho en ese lugar, hacía tortas de barro y mis papás y hermano dicen hasta el día de hoy que a veces hasta probaba un poco de esas tortas (de barro). Yo no sé cómo es que nunca me dio una infección en el estómago. Ellos me dicen que obviamente me decían que no comiera y al final solo probaba un poco, pero es raro porque solo tengo recuerdos de jugar con el barro, pero no que lo haya comido ni nada parecido. 

(Si quieren que les cuente más sobre mi infancia de puerquita, comenten abajito y haré un post para eso).

Vino añejo de la marca Centenario.

El tema es que ahora que fui, sentí como esa nostalgia que me recuerda el: "Los años pasan, cariño" que siempre dicen por ahí. Estuvimos compartiendo con mi familia (papás, hermana, tíos, tías, primas y hasta con uno que otro perrito, mi tía tiene dos; uno estaba ciego y me dio mucha penita porque el otro perrito jugaba mucho y él se quedaba echado simplemente), almorzamos y hasta probé un vino añejo que compró mi papá antes de irnos a la casa de mi tía en el campo. No me gustaba eso de probar vinos porque creía que todos eran un asco con mayúsculas, pero creo que este vino se ha ganado un "No está nada mal" (deja un sabor como ahumado en la boca que se disfruta muchísimo). Mi papá dice que no es un vino que realmente tenga muchos años, sino que le crean ese sabor de añejo con químicos o algo por el estilo. Yo no entiendo muy bien del tema, pero estaba bueno y muy suave porque tiene pocos grados de alcohol. Para las chicas o chicos mayores(?), ¿lo han probado?

Por último, les quiero contar la emoción que tengo porque al fin estoy practicando un poquito más eso de manejar un auto, tengo ganas de aprender pero, ah, es tan difícil. Me fui manejando como por 10 minutos (no pude más porque luego tengo un accidente y no quiero morir o terminar en la cárcel, hahah).

Bueno, y eso a sido el resumen del día de ayer. Tengo mucha pena porque no siquiera me entró la inspiración para salir a tomar fotografías a lo poco que había de verde, pero al menos logré estar desconectada un rato y olvidarme del mundo de la tecnología para estar, o intentar, más tranquila. (Cuando llegué a casa, no me aguanté el sueño y dormí una siesta, es que no había dormido más de tres horas, me estoy desvelando mucho, pero ya habrá momento de contarles más sobre eso igual). 

¡Tengan una linda semana! Les quiero mucho y quiero agradecerle a las personas que me han comentado, es lindo tenerles por aquí. (También estaré por sus blogs muy pronto).

¡Gracias por leer!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario